«El camino para los jóvenes en estos cuatro años es la participación politica»: Cristian Avendaño

Por Miguel Chavarro

En la segunda entrega de ‘#JóvenesCongresistas’, Directo Bogotá conversó con Cristian Avendaño, una entrevista llena de expectativas por parte del representante a la Cámara del departamento de Santander. Avendaño hace parte de la Alianza Verde y llega con 34.186 votos.

Cristian Avendaño Fino. Ilustración: Miguel Chavarro.

El 18 de agosto de 2022 los corredores del Congreso de la República estaban atestados de medios de comunicación que recogían declaraciones sobre la elección del nuevo Contralor de la República. Uno de quienes manifestaron su desacuerdo fue el congresista de 28 años Cristian Avendaño, representante del departamento del Santander.

Su desaire ante las cámaras de televisión contrastó cuando, un par de horas más tarde, subía una historia de video en su perfil de Instagram. En las redes sociales, Cristian luce fresco y cercano a sus electores. A través de Instagram respondió al llamado de esta entrevista hacia las 11 de la noche: una señal inequívoca de que Cristian, como muchos jóvenes, trasnocha frente a su celular.

Esa tarde la Plaza Núñez estaba repleta de gente que disfrutaba la reciente apertura del lugar. En un gesto cálido, sin que se le propusiera, Cristian salió de su fría oficina para conversar al aire libre sobre sus desafíos y expectativas en el Congreso como uno de los nuevos rostros a esta legislatura, al que llegó luego de una campaña recorriendo semáforos en las calles de Bucaramanga.

De saco azul, y con el pin de representante a la Cámara en su solapa, este cundinamarqués criado en Santander financió parte de su campaña con los ingresos que consiguió dando tutorías de física en la plataforma de clases ebook.com.co que él fundó. Cristian trabajó como tutor de física, como recepcionista en un hotel bumangués durante las noches para pagar sus estudios y fue asesor en el Concejo de Bucaramanga; aún figura como estudiante de física de la Universidad Industrial de Santander.

***

¿Cómo jugó la edad en su elección?

Yo creo que los jóvenes despertaron masivamente y permitieron que en ese despertar se dieran representaciones diferentes a las que históricamente se habían dado. Eso permitió una renovación. Este es un cambio que no se da necesariamente con jóvenes, pero sí desde los jóvenes.

Su campaña fue icónica por el tema de las tutorías de física. ¿Cómo fue eso?

Sí, digamos que nosotros en campaña hicimos clases. Yo dicté algunas clases para tratar de recaudar algunos fondos para financiar la misma campaña, porque eso es a lo que me había dedicado en los últimos años: a dictar clases, a dictar tutorías. Yo creo que muchas de las personas me conocieron en ese rol y sabían cómo era. También brindaron ese apoyo y me ayudaron a correr la voz para que me apoyaran muchos más de los estudiantes que tuve a lo largo de los más de cinco años que llevo dictando clases.

¿Y se ve como influencer con las nuevas formas de hacer política?

El término de influencer parte de que uno tenga una gran cantidad de seguidores en sus redes sociales y que tenga la capacidad de influenciar a los demás. Yo creo que todos los políticos son de cierta manera influencers. Los influencers de ahora utilizan estos medios de comunicación para acceder a las personas.

Tuve unas herramientas precarias en materia de redes sociales. Por eso hicimos una campaña en la calle saliendo desde las 05:00 de la mañana y acostándonos a las 11:00 de la noche todo el tiempo en la calle, en el semáforo, hablándole a la gente.

Yo prefería en muchos casos no ir a una reunión, porque en una reunión de 20 o 15 personas uno invertía dos horas de tiempo y en esas dos horas uno llegaba a 500 personas en la calle o en un semáforo.

Entonces yo creo que el valor más grande fue el trabajo, el rigor, el esfuerzo en la calle.

¿Y ahora cómo ve el ejercicio de la política en ese mundo digital? 

Mantener un perfil muy activo en redes sociales es necesario. Hoy en día es uno de los canales de comunicación debido a la pérdida de credibilidad que han tenido los medios de comunicación más tradicionales.

Estos nuevos medios de comunicación permiten de una manera muy económica acceder a una a una población muy grande y yo creo que es necesario mantener esa conexión. Es necesario también desde el punto de vista de gobierno abierto, que es estar en constante contacto con la gente, estar en constante retroalimentación. No solo es producir contenido y llenarlo, sino es la retroalimentación que se produce a partir de ese contenido. Leer los comentarios, tomarse el trabajo de estar haciendo esa rendición de cuentas constante es algo que es fundamental.

Yo creo que las redes y estos nuevos medios de comunicación son fundamentales y hay que aprovecharlos y es necesario que todos nos vinculemos a ese espacio para que podamos tener una conexión más eficiente entre el representante y el representado. 

Y en su rol como profesor, ¿cómo te ves frente al movimiento estudiantil?

Lo que ocurrió con el estallido social y los antecedentes que vienen son producto del abandono de un Estado en muchos aspectos. Uno de ellos es el abandono a la capacidad que debe tener el Estado para brindarle educación a los jóvenes.

Aunque yo no he estado directamente vinculado a organizaciones estudiantiles, cuando se presentaba un paro en la Universidad yo trataba de una forma diferente hacerles entender a la gente en la calle por qué los estudiantes se movilizaban. Porque en muchos casos se quedaba en una movilización de estudiantes y lo que necesitamos es que la población en general se entere de esas inconformidades para que así puedan también apoyarlas. Ejemplo de esto es cuando se da el tema de la reforma tributaria, obviamente los movimientos estudiantiles son los primeros que salen, pero se ve un respaldo ciudadano a esos movimientos estudiantiles debido a que la pedagogía que se hizo sobre eso fue mucho más eficiente.

¿Y qué le diría a alguien que quiera ser más activo en la política?

Yo creo que hay que seguir insistiendo en la participación, hay que tratar de ocupar los espacios de representación de los jóvenes, hay que tratar de presentar diagnósticos sobre cuáles son las falencias que hay para que los jóvenes participen.

Hace unos días apenas radicamos un proyecto de ley en coautoría con la senadora Angélica Lozano, con Fabián Díaz y con otros representantes para las visiones de los jóvenes sean vinculantes dentro de la participación que tienen en las entidades territoriales y en el orden nacional.

Entonces, yo creo que la invitación más importante a alguien que tenga esta iniciativa es a salir a la calle, a tratar de hacer pedagogía. Así fue como llegué yo, sin ningún interés de estar aquí en el Congreso de la República, eso se dio de manera espontánea.

Yo lo que hacía era salir a la calle a tratar de explicarle a la gente por qué las necesidades, por qué las inconformidades y eso me empezó a llevar de manera involuntaria a espacios de representación, a espacios de armar equipos, de trabajar en combo por una mejor sociedad. Y eso es lo que me terminó trayendo al Congreso de la República.

¿Qué opina del imaginario que suele haber de que los jóvenes son de izquierda?

Yo creo que hay jóvenes con una visión derecha que hay que respetar y saber debatir en medio de esas diferencias con argumentos, eso es lo más importante. La herramienta más poderosa que tienen los jóvenes son la capacidad de argumentación, la capacidad de controvertir en medio de las diferencias, sin violencia y sin entrar en una controversia personal. Yo creo que hay que darle garantía de participación a cualquier sector, a cualquier visión, porque justamente eso es lo que fortalece la democracia.

¿En esta nueva etapa como representante qué ha cambiado en su vida? 

En el Congreso se puede trabajar mucho o se puede no trabajar tanto y a los ojos externos la percepción es la misma. Se puede hacer juiciosos los estudios de proyectos de ley, la reacción de los debates de control político, estudiar, moverse a los territorios. Pero el que no hace nada se ve igual ante las personas del exterior.

Necesitamos que la gente no solamente le empiece a prestar atención a lo que pasa en el Congreso sino al contenido que promulgan los congresistas, es bien importante que sepamos diferenciar quién trabaja y quién no, y en ese sentido para mí ha sido duro el cambio de rutina en el Congreso.

Hemos trabajado fuerte, hemos radicado proyectos de ley, hemos estudiado proposiciones. Cada intervención es debidamente argumentada y eso requiere estudio, requiere que el equipo esté organizado y todo eso hace parte de un trabajo que es complejo.

Yo hago trabajo en el Congreso de martes a jueves y los viernes y sábados estoy haciendo visita territorial. Yo ya hice visita a Sotonorte, que es una de las provincias de Santander, ya hice visita a la Provincia de Mares en Barrancabermeja, hice una visita al Carmen de Chucurí atendiendo necesidades ciudadanas y todas las necesidades lejanas le dejan a uno más y más trabajo, pero eso es para lo que nos eligieron y yo creo que es maravilloso estar acá.

¿Y en toda esta nueva experiencia, qué sueños tiene ahora?

Yo creo que hay un sueño muy grande y es que logremos dos reformas estructurales que se volvieron para mí una causa de vida. La primera, es la reforma estructural al Sistema Nacional Ambiental y a las Corporaciones Autónomas Regionales. Y la segunda, que este Congreso sea el último que elija Contralor General de la República. Estas son elecciones altamente politizadas, no son pulsos políticos, son elecciones politizadas con un contenido burocrático alto. Yo creo que la reforma a los entes de control, la reforma a las Corporaciones Autónomas Regionales y el Sistema Nacional Ambiental son un sueño en este trabajo.

¿Hay personas a las que no les gusta la forma en que hace política?

Seguro que sí. Acabé de recibir una demanda por persecución del representante Óscar Villamizar ante la Corte Suprema de Justicia porque le exigimos de manera reiterada que devolviera una finca de una orden que tenía restitución de tierras porque tenía una finca de una familia desplazada por la violencia y que, adicionalmente a ello, sembró unas hectáreas de caucho con un subsidio de Agro Ingreso Seguro que le entregaron al hermano cuando su papá era senador. Con dos papás condenados por el Carrusel de las Notarías le solicitamos de manera reiterada que devolviera la finca. Por eso nos puso una demanda por persecución, injuria y calumnia. Yo creo que esas personas que uno muestra quiénes son y que uno sale a decir sin pelos en la lengua quién es quién para que no los sigamos eligiendo les molesta la forma en la que hacemos política. 

Nosotros nos metimos a hacer política justamente para que la gente entendiera las causas estructurales de por qué este país no ha avanzado desde el punto de vista del Congreso de la República.

¿Algo que le haga diferente a los otros políticos?

Yo no trato de ser diferente a los otros políticos, yo lo que trato es ser auténtico en las convicciones que tengo. Trato de defender con argumentos en lo que yo creo y la naturaleza de lo que yo creo que llegué a hacer.

Lo que trato de hacer es escuchar al electorado, tratar de hacer una retroalimentación constante y una rendición de cuentas de lo que hago para que la gente se sienta realmente representada.

Cristian Avendaño dedicó parte de su campaña a compartir sus propuestas en los emáforos de Bucaramanga. Foto: Instagram del Congresista.

¿Qué quisiera contarle a la gente sobre usted y que aún no saben?

El cómo me siento actualmente en el Congreso. Me siento frustrado, me siento agobiado porque las expectativas con las que uno llega a este espacio tan importante, tan digno y con todo lo que representa son muy grandes, son unas expectativas muy grandes y más con un gobierno alternativo. Lo que me he encontrado es con muchas de las prácticas tradicionales que se siguen manteniendo y eso me genera a una profunda frustración y tristeza de que las discusiones se lleven a unos niveles tan bajos cuando la responsabilidad que hay aquí es tan grande.

Y frente a esa frustración, a todos esos deseos, sueños, anhelos, lo que sea que esté surgiendo en esta nueva etapa, ¿cómo espera que le recuerden después de esta legislatura?

Yo tengo un propósito con el que entré acá y es lograr que se me recuerde por hacerle un seguimiento acérrimo al cumplimiento de los Acuerdos de Paz, y lograr intervenir y aportar en los debates y la construcción de la paz con el ELN.

En segunda medida, que se me recordara por la reforma de las Corporaciones Autónomas Regionales. Esa es la causa más importante, porque en Santander y en muchas partes hemos visto cómo acaban con estructuras ecológicas sin ninguna contemplación. Son capaces de acabar con ecosistemas completos simplemente por un interés extractivista, sin importar las implicaciones que tenga para la salud de la vida humana, para la flora y la fauna.

Si nosotros logramos despolitizar esas Corporaciones Autónomas Regionales y hacer que cumplan su función de una manera seria y rigurosa esto beneficiará a la naturaleza, que no me lo va a agradecer, pero con lo que me sentiré muy tranquilo por haberlo hecho.

¿Qué se puede hacer desde la juventud para construir un mejor país?

Yo creo que el camino para los jóvenes en estos cuatro años es la participación política. Que se construyan organizaciones, que se pongan de acuerdo, que trabajen de forma coordinada para lograr espacios de representación juvenil.

En muchos casos se ha visto cómo se menosprecia la participación de los jóvenes por el simple hecho de ser jóvenes sin siquiera darse el espacio a evaluar qué es lo que proponen y el contenido de fondo sobre esto. Yo creo que la forma es organizarse para ser escuchados en el marco de los argumentos, de la protesta pacífica y cultural. Que sea algo bonito pero riguroso y argumentado.

DIRECTOBOGOTA.COM

Es un proyecto de la Facultad de Comunicación y Lenguaje de la Pontificia Universidad Javeriana, dedicado al periodismo digital, la producción audiovisual y las narrativas interactivas y transmedia